• SEDE ELECTRONICA

Aljibón de Corverica (Fuente Álamo)

282_8262-jpg_138999076El conocido Aljibón de Corverica data del siglo XIX y está catalogado como el aljibe más grande de la Región de Murcia, e incluso, del sureste español. Cuenta con 5 metros de profundidad y 6 metros de radio.

Tiene forma de bóveda semi-esférica y está fabricado con piedra caliza, revestido con mortero de cal y arena. Se construyó en tierras de la finca de Corverica, propiedad del Marqués de Galtero, con el fin de abastecer de aguas pluviales (junto con el desaparecido Aljibe de las Ánimas), a los vecinos, agricultores y ganaderos del pueblo de Fuente Álamo.

La leyenda popular cuenta además que, durante la construcción de este antiguo depósito, la bóveda llegó a desplomarse en numerosas ocasiones debido a las grandes dimensiones otorgadas y a la particularidad de su diseño. Por este motivo, tres hermanos del pueblo (Ramón, Antonio y Paco Muñoz), maestros alarifes de profesión, optaron por rellenar el vaso con toneladas de paja con el fin de sustentar la construcción de la bóveda.  Hoy, cientos de años después, en la parte inferior de dicha bóveda, todavía puede leerse la siguiente inscripción, escrita con pintura de almagre: “Soi la bóveda más grande, 17 de agosto de 1883, por D. Eduardo Casanova Ergarteto, echa por un remendón, todos dicen que me cayo, pero no me cayo no. Ramón Muñoz”.

El Aljibón de Corverica fue restaurado en el año 2001, conservando en perfecto estado su cúpula original y presentándose ante los vecinos y visitantes como la actual sede del Museo del Agua. En su interior, permanece expuesta una amplia colección de utensilios relacionados con el almacenaje y transporte de este importante recurso hídrico. Es el caso de vasijas, cántaros, tinajas, desagües y hasta un sinfín de artilugios que dan muestra del ingenio de los antiguos pobladores de este lugar para calmar la sed de sus cuerpos y de sus trabajadas tierras.

El patrimonio de la cultura del agua se completa además con la plaza que lleva su mismo nombre, lugar donde queda enmarcado el conjunto de este aljibón – museo con una superficie total de 2.450 metros cuadrados donde quedan expuestos al aire libre todo tipo de estructuras hidráulicas como norias, sifones para cruzar las acequias y trípodes para sacar el agua de los pozos artesanales.