• SEDE ELECTRONICA

Las Palas

img_5595-jpg_138999076Esta diputación se encuentra al suroeste del término municipal. Posiblemente sea la de mayor importancia arqueológica, ya que su proximidad a la sierra del Mingrano, cabezos de Los Vivancos, Sierra del Algarrobo, Cabezos de Tallante, etc le hicieron ser un lugar elegido para el establecimiento de antiguas civilizaciones.Toma su nombre de las numerosas chumberas que existian en la zona. Topónimos de la zona como la Moruna, el Real, etc recuerdan el origen antiguo de esta población.

Enclavada en un cruce de caminos, vereda del Mingrano a Balsicas y camino Real de Cartagena a Lorca (antigua prolongación de la calzada romana que discurría desde Cartago Nova hacia Lorca y Jaén), en sus alrededores se asentaron los pobladores ibéricos, romanos y árabes, dando testimonio de ello el gran número de yacimientos arqueológicos de la zona. En los parajes de Campo Nubla, La Manchica, Finca Almendros, Cabezo de la Cebolla, Fuentes del Mingrano, Rambla de la Grilla … hay vestigios de las viviendas de estos pobladores romanos y árabes.

El origen del poblado como núcleo habitado se puede datar en el siglo XVII, alrededor del pozo concejil conocido como Pozo del Tío Andreo (en el cruce de caminos), abrevadero de ganados, alrededor del cual se construirían las primeras edificaciones. La extraordinaria abundancia de pastos en la Dehesa conocida como Campo Nubla y los abundantes manantiales de agua potable en las sierras cercanas hicieron que este lugar fuese de las primeras zonas en que se comienza a conceder tierras en el siglo XVI por parte del Concejo de Lorca. Se hicieron concesiones, unas 20 fanegas por cabeza, a distintos vecinos de otros lugares (Librilla) para que roturasen tierras, abriesen acequias y cultivasen los campos. Se repartieron tierras a Alonso de Leyva, Alonso Mateo, Juan de Ortega, etc.

Los molinos harineros eran habituales en este paisaje, de tal modo que se le llamaba al camino de Las Palas a Fuente Alamo, el “ camino de los molinos del campo”. Molinos, almazaras, casas solariegas, norias y aceñas son reflejo de la productividad y fecundidad de estas tierras.

En documentos de 1463 y de 1532, con motivo de la delimitación de la Dehesa de Campo Nubla y de la división de términos entre Cartagena y Lorca se nombra el Pozo Andreo en el camino real, en cuyo lugar se encontraba uno de los mojones de deslinde.

Cuando en 1700 se concede el título de Villa a Fuente Alamo, la zona de Las Palas siguió perteneciendo a las ciudades de Lorca y Cartagena. En 1788, se dividieron los términos de esas dos ciudades por lo que esta diputación quedaba dividida por la zona del Pozo Andreo (propiedad de Andrés Garcia Albacete), perteneciendo a Lorca y Cartagena. En 1820, tiene lugar la segunda y definitiva emancipación de Fuente Alamo por lo que Las Palas pasa a formar parte del nuevo término municipal.
En sus inmediaciones se halla una torre de defensa de la época medieval (siglo XVI) , junto a la Rambla de la Azohía, en la carretera hacia Tallante. Esta fortaleza servía de vigilancia para avisar en caso de invasiones de moriscos por la costa de Mazarrón.
Al igual que el resto de Diputaciones, su población aumentó cuando el núcleo de Fuente Álamo queda casi despoblado (finales del siglo XVIII) como consecuencia de la sequía y de las epidemias de paludismo y tifus. Los vecinos se van al campo, construyen ermitas y casas solariegas, realizando plantaciones, sembrando y cultivando la tierra. En la diputación de Las Palas vivían, en 1787, unos 340 habitantes. En 1836, los contribuyentes más importantes de esta zona eran: Manuel Lorente, Juan García Nicolás, Joaquín Ximenez, Miguel y Francisco García Lorente. En 1940, tenia 1682 habitantes y sobre 1970, eran 1111 sus pobladores.
Su patrón es San Pedro, celebrándose las fiestas locales a finales del mes de Junio. En 1953, la ermita pasaba a ser Rectoría y actualmente tiene la categoría de Parroquia. Han sido sacerdotes de este pueblo : D. Diego Mena Ballester, D. Florencio Florenciano, D. Jose Antonio Guerrero, D. Germán Arias, etc
En 1917 se celebró la fiesta del árbol y se inauguró la Banda de Música de esta pedanía bajo la dirección del maestro de escuela D. Jesús Llorca, la cual representó una zarzuela original de este compositor.
En 1929 había dos escuelas unitarias. Fue maestro en esa época D. José Lopez Córdoba. Otros maestros posteriores fueron: Caridad Pozo, Dolores López, Ramon Zubiri, Miguel Ferrandiz, María del Rosario Martínez y Juan Legaz, entre otros.
El 13 de Agosto de 1936, milicianos de Las Palas intentan atacar el cuartel de la Guardia Civil de Fuente Álamo. En Julio de 1939, se inaugura el local de Falange. En 1954, se inauguró la linea de autobuses hacia Murcia.
En 1953, se celebraban en el Teatro “El Retal”  funciones teatrales con representación de dramas y sainetes. En el aspecto sociocultural, se conservan tradiciones artesanales (bolillos, esparto, forja) y entre las personas que destacan por su actividad literaria se halla Fina Vera, José Egea, Paquita Martinez Merinos, etc.

Hoy es un próspero territorio, con una importante producción de ganado porcino y un aumento de los cultivos agricolas de regadío, así como industrias de elaboración de piensos. Es centro de actividades culturales, realizándose encuentros de poesía, actuaciones de la Cuadrilla de Pascua, el festival Pedro Pop, reuniones sobre medio ambiente, etc. Es un privilegiado lugar, cercano a la costa mediterránea, con paisajes semidesérticos en contraste con praderas y valles cubiertas de vegetacion y flor de almendro en primavera y con la proximidad de las sierras desde las que se divisa el fértil campo de Fuente Alamo.

Andrés Nieto Conesa
Cronista Oficial de la Villa